Cargando

Keeping Children Safe. Estándares internacionales de protección infantil

Juan Carlos, Julia y Kiko

Aldeas Infantiles SOS es miembro de la red de Keeping Children Safe (KCS), entidad independiente, que establece los estándares internacionales de protección infantil organizacional, reconocidos entre otros por Naciones Unidas o la Comisión Europea. Cuenta, además, con la certificación en protección infantil de KCS que nos califica como una organización “segura para niñas, niños y adolescentes”.

“Nos sorprendió positivamente que hubiese una organización dedicada a ayudar a otras organizaciones o entidades a ser más seguras para la infancia y la adolescencia”

Cuando nos propusieron trabajar con Keeping Children Safe no sabíamos muy bien en qué consistía, pero aun así decidimos participar. Además, cuando nos lo explicaron no tuvimos dudas.

Las situaciones de violencia hacia niños y niñas son más habituales de lo que pensamos, sorprendiéndonos positivamente que hubiese una organización dedicada a ayudar a otras organizaciones o entidades como Aldeas a ser más seguras para la infancia y la adolescencia. Estos espacios libres de violencia hacen que los niños, niñas y jóvenes estemos más motivados, podamos aprender, divertirnos y estar tranquilos. En definitiva, son espacios de bienestar.

El encargo era trabajar en la “versión amigable” de los Estándares de protección de KCS que se iban a presentar en la Cumbre “Infancias sin violencia 2024” que se celebró en Montevideo (Uruguay) el pasado mes de abril. Nos pareció genial que, para esta versión dirigida a niños y niñas, contasen con otros niños y niñas.

oplus_32

“Nos pareció genial que, para esta versión dirigida a niños y niñas, contasen con otros niños y niñas”

Segunda foto interior KCS-01

YEn el grupo hemos estado chicos y chicas de diferentes programas de Aldeas Infantiles SOS Granada: Aldea, Programa de Jóvenes, Centros de Día y del Proyecto Ágora de formación en competencias personales y laborales.

Decidimos hacer un cómic porque nos pareció que un formato visual que podría facilitar la comprensión de lo que creíamos importante transmitir a las niñas, niños y jóvenes: que existen unas políticas que fomentan el buen trato y nos protegen ante cualquier situación de violencia.

Pero que hay que darles visibilidad y las personas referentes han de ser conocidas por todos y todas, creando espacios de confianza en los que podamos expresar nuestra opinión y que se nos tenga en cuenta.

Como nuestra presencia en Uruguay no era posible, hicimos un video explicando el propósito del cómic, añadiendo algunos mensajes que queríamos resaltar: que la protección tiene que estar acompañada de recursos y contar con profesionales formados, la importancia de cuidar nuestra salud mental y que en situaciones de violencia se nos ayude a buscar soluciones y no culpables.

Ha sido una experiencia única, porque además de aprender que nosotros también jugamos un papel importante para que todos nos sintamos bien, nos ha servido como formación para el futuro: trabajar en equipo, perder el miedo a hablar en público…, e, incluso, “para saber a qué me quiero dedicar en el futuro” (Julia), pero, sobre todo, es satisfactorio que nuestra voz pueda servir para crear conciencia y generar cambios.

“Ha sido una experiencia única, porque además de aprender nos ha servido como formación para el futuro”

Reproducir vídeo
Juan Carlos, Julia y Kiko (15, 17 y 20 años) 
siguiente PUBLICACIÓN