Cargando

“Su espíritu, su empuje y su deseo de “vivir” son un ejemplo”

Editorial

Hace tiempo que desde Aldeas Infantiles SOS venimos mostrando a nuestros socios y donantes la evidencia de cómo su colaboración y la ayuda que nos prestan puede determinar la vida de los niños, niñas y jóvenes que atendemos.

 

El éxito y el impacto de nuestra labor se manifiestan principalmente en la forma en que nuestros jóvenes son y están después de pasar por nuestros programas: en cómo se ven a sí mismos, cómo valoran a los demás y se relacionan con ellos y cómo pretenden aportar su granito de arena para mejorar el mundo. Estos son los parámetros que les definen y que, sin duda, reflejan el trabajo y la huella de las personas que les hemos acompañado a lo largo de los años.

 

Desde Aldeas tratamos de canalizar el deseo de muchos de estos jóvenes para expresar sus puntos de vista sobre distintos aspectos de la realidad, que les condiciona, les preocupa o les exige respuestas, a veces difíciles de encajar en el limitado horizonte de oportunidades que la sociedad les ofrece.

 

Estas páginas aúnan ambos objetivos: a través de Somos Aldeas, nuestra publicación digital realizada por jóvenes de nuestros programas, quiénes nos estáis leyendo conoceréis de primera mano la esencia de nuestros programas, los valores que subyacen, el día a día, su impacto y cómo tratamos de mejorarlos; y ellos, los propios jóvenes, tendrán la oportunidad de compartir sus ideas y sus reflexiones sobre todo aquello que les importa y les afecta.

 

El deseo de participar, de expresarse libremente y de ser tenidos en cuenta se refleja en todas y cada una de las páginas. En ellas, los jóvenes cuentan con entusiasmo las diferentes iniciativas en las que están trabajando y en las que el denominador común es “compartir para mejorar”.

 

Aprender unos de otros y transmitir a las siguientes generaciones de niños y niñas que viven situaciones muy parecidas a las que ellos vivieron que, a pesar de las dificultades, siempre hay una puerta abierta a la esperanza es un objetivo que les ennoblece y del que nos sentimos muy orgullosos.

 

Los que formamos parte de esta gran familia (trabajadores, socios, donantes, administraciones, amigos…) estamos acompañándolos, pero, sin duda, ellos son los verdaderos protagonistas. Su espíritu, su empuje y su deseo de “vivir” son un ejemplo y un modelo para todos nosotros.

 

Gracias por vuestro compromiso y por vuestro apoyo para llenar de vida a tantos y tantos jóvenes.

Pedro Puig Pérez

Presidente de Aldeas Infantiles SOS de España