Cargando

"Antes no era tan consciente de la oportunidad que tenemos aquí los jóvenes"

Becas Segunda Oportunidad

Desde Aldeas Infantiles SOS, a través de nuestros Programas de Jóvenes, contamos con la posibilidad de otorgar Becas de Segunda Oportunidad a chicos y chicas que, tras su paso por la organización, se emanciparon para vivir solos, volver con sus familias de origen, o formar la suya propia y, años después, se detecta la posibilidad de ayudarles a retomar sus estudios o completar su formación mediante un apoyo temporal vinculado a un plan de trabajo y seguimiento.

 

Esta beca se puede materializar a través de un apoyo económico mientras se completan unos estudios. Para financiar matrículas, ofrecer apoyo residencial temporal, o cualquier otro tipo de ayuda que pueda permitirles progresar en su proyecto vital.

"Es fundamental el poder contar con personas que te escuchen y apoyen tus inquietudes"

“Mi nombre es Mª Ángeles (Mimí para todo el mundo), tengo 33 años y fui una niña que vivió en Aldeas Infantiles SOS junto con mis cuatro hermanos. Una vez cumplida la mayoría de edad, pasé a su Programa de Jóvenes en Cuenca, y continúe con mi proceso vital trabajando y formando una familia.

 

Siempre mantuve contacto con Aldeas y gracias a eso, cuando cambiaron mis circunstancias laborales, me planteé retomar mi proceso formativo. Desde el Programa de Jóvenes me contaron que existían las Becas de Segunda Oportunidad, y esto para mí fue muy importante, al saber que podía contar con una nueva motivación y la tranquilidad de la existencia de esa posibilidad.

Para todo el mundo es importante el apoyo económico, pero también es fundamental el poder contar con personas que te escuchen y apoyen tus inquietudes, también a nivel personal.

 

Así empecé por la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años, y desde Aldeas enseguida me ofrecieron la posibilidad de ayudarme.

 

Hace 4 años de esto, y en la actualidad, ya estoy cursando 3º de Grado en Derecho, en la facultad de Ciencias Sociales de la UCLM en Cuenca.

 

Me siento satisfecha con mi proceso. Porque mi sueño es conseguir una cierta estabilidad laboral, con un empleo cualificado y reconocido económicamente para poder ofrecer a mi hija unos medios y las condiciones de vida de los que yo carecí.

 

Sentirse acompañada en el proceso es importante, y poder ser un ejemplo de constancia y trabajo para mi niña, es de las cosas que más satisfacción me producen”.

 

Mimí (33 años)

"Sentir que estás acompañada, te hace ver la vida de una manera más relajada y segura"

testimonio-auadifa

“Antes de nada, quiero contar como llegué al Programa de Jóvenes de Aldeas Infantiles SOS en Madrid.

 

Una vez que salí de la Aldea de San Lorenzo de El Escorial pensé que mi relación con la organización había acabado, ya que el camino que elegí fui el de irme con una familia de acogida, pero por circunstancias de la vida me vi en un camino sin salida. Pensé que no iba a tener la oportunidad de seguir creciendo y formándome como persona, pero ante la adversidad acudí al apoyo de Aldeas.

 

Desde el primer día me abrieron las puertas del Programa de Jóvenes, y me animaron a cumplir mi sueño de formarme en el grado de Magisterio de Primaria, el cual estoy realizando ahora.

 

Rectifico: el sueño en sí es llegar a enseñar a través del deporte a los niños y las niñas, haciendo así que este mundo sea un poquito mejor.

 

Con los años se ven las cosas de otra manera, ahora considero muy importante el trabajo de Aldeas. Antes no era tan consciente de la oportunidad que tenemos aquí los jóvenes que no tenemos recursos. Agradezco la ayuda que nos dan para que la inserción tanto laboral como social sean más llevaderas, para estar más integrados en la sociedad, o al menos así me siento yo.

 

Finalmente decir que todavía me queda un gran camino por delante, pero sentir que en todo este proceso estás acompañada, te hace ver la vida de una manera más relajada y segura, favoreciendo, en mi caso, a mi motivación y a mi estado emocional”.

Ouadifa Aarab (24 años)
siguiente PUBLICACIÓN